Enfermedades transmitidas por vectores

La transmisión de enfermedades a humanos y animales por ciertos grupos de artrópodos está bien documentada y establecida. Al ver la lista de insectos clasificados como vectores de enfermedades y el espectro de enfermedades que pueden transmitir, no es sorprendente que su control se considere uno de los medios más importantes para proteger la salud pública. 

Los mosquitos son los más importantes entre los insectos que transmiten enfermedades; están asociados a enfermedades como la malaria, la fiebre amarilla, el dengue, distintos tipos de encefalitis y algunos de los gusanos parasitarios que causan la filariasis. Otros vectores que transmiten enfermedades incluyen la mosca tsé-tsé, los triatominos, los flebotomos, los simúlidos (moscas negras) y las pulgas, así como las garrapatas y otros artrópodos.

Al carecer de vacunas efectivas, medicamentos u otros medios para gestionar la incidencia de muchas de estas enfermedades, el control de vectores sigue siendo la intervención principal para la protección de la salud pública.

Las técnicas más habituales de control de vectores incluyen las fumigaciones residuales de interiores, las fumigaciones de espacios contra los insectos voladores, la gestión de las fuentes larvarias, los larvicidas y el uso de materiales tratados con insecticidas tales como mosquiteras.

Neglected Tropical Diseases
Saber más